Como Colocar la Mesa

Posteado por admin 14 - Julio - 2010

Una mesa desnuda puede mostrar un aspecto frío y desarreglado, muy alejado de la imagen que queremos en nuestro hogar. La solución más común consiste en incluir centros de mesa y adornos que aporten vida y colorido a tu mueble. Para ello vamos a darte unos sencillos consejos tanto para reuniones formales como para aquellas ocasiones más casuales.

Su mesa debe respirar naturalidad y elegancia.

No debe parecer que los complementos se han colocado de manera forzada y no pueden sobrecargar el espacio. Abusar de ellos causará incomodidad y agobio.

Tenga cuidado con los objetos elevados, sobre todo si llegan a obstaculizar la visión de los presentes. Deberá ser especialmente cuidadoso con la ubicación de las velas. El elegir adornos de baja estatura le facilitará enormemente las cosas. Tenga presente que su misión es ayudar y embellecer, no entorpecer.

Los centros florales, una opción que nunca falla.

Los centros de flores son la opción más común en ocasiones importantes como las reuniones familiares. Si el motivo de una de estas reuniones es celebrar una comida, procure que las flores no tengan una fragancia muy intensa. Ésta podría tapar o interferir en el olor de la comida y la bebida, uno de los principales placeres de la mesa.

Una de las grandes ventajas que nos aporta un centro de flores es la enorme gama cromática que poseen sus componentes. Es imprescindible que los tonos que elija combinen con el resto de la mesa: vajilla, mantelería, sillas, etc. El recipiente también es importante y debe estar en armonía con las flores y con su entorno.

Un único centro de este tipo será suficiente para adornar una mesa de tamaño medio (entre 8 y 12 personas) y dará gran vida a la mesa que corone. Vigile sus dimensiones y asegúrese  de que no estorba, principalmente a aquellos que vayan a estar pegados a él. Procure igualmente que no le robe demasiado espacio para colocar los platos y las fuentes.

Tips para colocar la mesa

1.- Mantel. La regla general es que solamente debe colgar, como mucho, un tercio de la distancia que haya desde la mesa hasta el suelo. El mantel debería conjuntarse con la mayor parte de elementos que componen la mesa. Con la vajilla, con los adornos, etc. El color más utilizado y elegante es el blanco, y los colores pastel suave o el color marfil.

2.- Servilleta. Se coloca doblada, en forma rectangular, sobre el plato llano. Si se va a usar un plato hondo, se coloca a la izquierda del comensal, antes de los tenedores.

3.- Copas. Se sitúan de izquierda a derecha, en el orden siguiente: agua, vino blanco y vino tinto.

4.- Plato de pan. Se coloca al lado izquierdo del comensal hacia el centro de la mesa.

5.- Plato base o platón. Puede ser de plata sola, plata y oro combinados, metal blanco o vidrio. El platón sirve para marcar la alineación de los invitados. Su uso es opcional.

6.- Cubiertos. Se colocan todos a la vez, alineados por su empuñadura, y acomodados de acuerdo al orden de uso, desde afuera hacia adentro.

7.- Cubiertos de postre. Deben estar en posición paralela: el tenedor con los dientes orientados hacia la derecha y la cucharilla detrás de éste, orientada hacia la izquierda.

8.- Centros de mesa. No es correcto crear un centro de mesa de un tamaño desproporcionado al tamaño de la mesa. Ni en anchura ni en altura. En anchura, porque puede ocupar un espacio en la mesa necesario para el “tránsito” normal de la comida.